23 de septiembre
El sector inmobiliario acordaría con el Banco Central la liberación de dólares para la compra de inmuebles previa autorización.
El Banco Central autorizaría hasta 145 mil dólares para la compra de propiedades.
El Colegio Profesional de Inmobiliarios de Córdoba (CPI), integrante del Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios (Cofeci),  junto a las principales entidades del sector, y reparticiones gubernamentales (Ministerio de Hacienda de la Nación, Administración Federal de Ingresos Públicos y Banco Central) acordaría un protocolo específico para las operaciones inmobiliarias en dólares.
El Banco Central autorizaría hasta 145 mil dólares para la compra de propiedades.
La metodología, fruto del trabajo conjunto de las entidades inmobiliarias, bancarias y gubernamentales, tiene como finalidad facilitar la compra de mayor cantidad de dólares que la estipulada por el Gobierno Nacional, que impuso un tope de 10 mil dólares mensuales para la compra de la divisa. Esta limitación generó preocupación en toda la comunidad profesional inmobiliaria y de la construcción.
“La actividad venía golpeada por la situación macro general, y ahora profundizó la caída con las medidas de control cambiario. Es necesario buscar una alternativa para aquellos particulares que quieren acceder a una vivienda y a requerimiento del vendedor realizar la operación en dólares”, indicó Virginia Manzotti, presidenta del CPI Córdoba y miembro de la mesa directiva del Cofeci, que reúne a los profesionales inmobiliarios de todo el país.
El cerificado notarial será el aval del destino de los dólares.
Operatoria en consenso
Tras las reuniones mantenidas entre las diferentes instituciones y entidades involucradas en el asunto, se ponderó facilitar el acceso a la vivienda. En este sentido, la operatoria que se está trabajando es que la persona que necesita adquirir una mayor cantidad de dólares que el tope establecido por Nación para concretar la compra de un inmueble haría la reserva en la inmobiliaria en cuestión, la cual reunirá la documentación que solicita la escribanía para ejecutar la escrituración.
El escribano con toda la documentación envía al banco intermediario el certificado notarial, solicitando la cantidad de dólares para que, dentro de las 72 horas, el Banco Central autorice la entrega. Una vez autorizada, se firma la escritura.
Las operaciones inmobiliarias se podrán realizar previa autorización.
Ese certificado notarial constituirá la constancia de que los dólares solicitados serán destinados a la compra de un inmueble. Con esta operatoria, se autorizarían hasta 220 mil Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), aproximadamente 145 mil dólares.
Hasta el cierre de esta edición, el Banco Central estaba evaluando el proyecto presentado, aunque con una perspectiva positiva de parte del sector inmobiliario.
Fuente: La Voz