• Se vende un tercio en comparación con el ciclo 2010/2011.
  • El sector espera dólar estable y baja de tasas para poder repuntar.

El año pasado ya quedó en la historia inmediata como el peor para las ventas del sector desarrollista de Córdoba durante casi la última década, según la estadística de la Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos (Ceduc), entidad que aglutina a más de 44 empresas del sector, incluidas las de mayor escala.

El último reporte, referido a las operaciones de 2019 y elaborado por la consultora Economic Trends, precisa que la venta total de inmuebles (casas, departamentos, lotes y cocheras) fue 29,7 por ciento inferior a 2018 y se ubicó en el nivel más bajo desde que arrancó el monitoreo sectorial.

En esencia, hoy por hoy se vende un tercio de lo que se colocaba en el mercado en el ciclo 2010/2011.

n ese grupo se incluyen “ventas financiadas” (financiamiento mayor a 10 años, otorgado por muy pocas empresas) y “no financiadas” (al contado o con pagos hasta tres años). Estas últimas, que equivalen a 90 por ciento total, cayeron casi 42 por ciento interanual. La baja en las financiadas, en tanto, fue del 4,8 por ciento.

El resultado 2019 sintoniza con el de otros distritos: en Capital Federal también se marcó un piso histórico en la venta de inmuebles y en la provincia de Buenos Aires fue el menor de los últimos 14 años.

“Las principales razones de la caída de 2019 son dos: la volatilidad del dólar, que durante 18 meses tuvo distintas devaluaciones, y la gran incertidumbre política en todo el año. El primero es un competidor para nosotros, ya que nuestro cliente fuerte es el inversor. Y la incertidumbre paraliza este negocio”, sintetizó César Martínez, titular de Grupo Betania y vicepresidente 1° de la Ceduc. Lucas Salim, CEO de Grupo Proaco y también integrante de Ceduc, sumó un tercer factor : “El alto nivel de tasas de interés”.

Además, destacó otro fenómeno: “La oferta parece haber acompañando la caída en la demanda, porque el stock de unidades bajó mucho. Hace dos años la Ceduc reunía 2.500 departamentos y hoy son 1.500. Eso indica un fuerte retroceso de la inversión y los nuevos proyectos”, dijo.

El empresario cree que la caída tocó el piso mínimo, pero advierte que, en la medida en que el tipo de cambio siga estable, el nivel de tasas baje y la demanda comience a recuperarse, esto será un problema: “Si tenemos dos o tres meses buenos de ventas, van a subir los precios y los alquileres por falta de unidades”.

Martínez apuntó que los valores en dólares están hoy más bajos que hace un año: “Un departamento que salía 100 mil dólares hoy está a 80 mil o 75 mil”. Hay coincidencia en que, además de un dólar estable, se necesita alguna restitución del financiamiento.

Martínez confió en que este año habrá cierta mejora, aunque no puso fecha. En este punto, señaló que en febrero volverán a reunirse con autoridades provinciales para seguir impulsando el registro de boletos de compraventa de inmuebles, con el doble fin de avanzar en la transparencia y fomentar el crédito para la vivienda que todavía no tiene hipoteca. “Venimos trabajando muy bien en esto”, afirmó.

Diciembre 2019: Contrastes

Cómo operó el mercado en el cierre del año pasado.
21,3% cayó la venta total interanual de inmuebles (casa, departamentos, lotes y cocheras). No todos los productos se portaron igual.
68,7% Subió interanual la venta de casas y departamentos “financiadas”. El salto es grande porque se da entre dos niveles mínimos históricos.
23 unidades financiadas se vendieron en diciembre y 59 “no financiadas”, entre casas y departamentos. Lotes no financiados, 57, y cocheras, 12.
Fuente: La Voz / Noticia impresa 28/01/20 / Sección: negocios / Inmuebles.