Durante el último año los valores cayeron cerca de un 20% promedio

La situación es tan desesperante que los especialistas del sector inmobiliario aseguran que ya no existen las listas de espera en las principales arterias comerciales y, por el contrario, en las avenidas más emblemáticas de la Ciudad de Buenos Aires se ven muchísimos establecimientos con la persiana baja.

Este panorama ha provocado un reacomodamiento de los valores de alquiler. “En muchos casos, le aconsejamos a los clientes que bajen un poco las pretensiones. No les sirve tener los locales vacíos muchos tiempo porque, de esa forma, no sólo tiene que hacerse cargo del ABL, sino también de los gastos como luz, gas, agua y expensas”, le explica a BAE Negocios, Christian Giménez, Responsable de la División Locales del Grupo Adrián Mercado.

Tal es el ajuste que está realizando los propietarios que en el último año los valores de los alquileres en dólares han subido menos que la inflación. Un buen ejemplo para graficar el contexto es la mítica peatonal Florida. Hoy el metro cuadrado allí cotiza en unos u$s64 promedio, muy lejos de los u$s120 que llegó a estar en la década del 90.

La inflación, el aumento de tarifas y el desplome del consumo es una combinación cada vez más explosivo para los propietarios de los locales comerciales que en los últimos años no dejaron de perder inquilinos.

La situación es tan desesperante que los especialistas del sector inmobiliario aseguran que ya no existen las listas de espera en las principales arterias comerciales y, por el contrario, en las avenidas más emblemáticas de la Ciudad de Buenos Aires se ven muchísimos establecimientos con la persiana baja.

Este panorama ha provocado un reacomodamiento de los valores de alquiler. “En muchos casos, le aconsejamos a los clientes que bajen un poco las pretensiones. No les sirve tener los locales vacíos muchos tiempo porque, de esa forma, no sólo tiene que hacerse cargo del ABL, sino también de los gastos como luz, gas, agua y expensas”, le explica a BAE Negocios, Christian Giménez, Responsable de la División Locales del Grupo Adrián Mercado.

Tal es el ajuste que está realizando los propietarios que en el último año los valores de los alquileres en dólares han subido menos que la inflación. Un buen ejemplo para graficar el contexto es la mítica peatonal Florida. Hoy el metro cuadrado allí cotiza en unos u$s64 promedio, muy lejos de los u$s120 que llegó a estar en la década del 90.

Además, en moneda estadounidense, el precio ha tenido una baja considerable el último año. A principios de 2018, el valor alcanzaba los u$s82, un 28% más. En la actualidad, la cantidad de locales vacíos en la calle Florida duplica a la de la crisis de 2001.

En medio de la devaluación del peso de más del 100%, otras zonas comerciales vivieron un proceso similar durante el año pasado. Los valores de Palermo Soho cayeron 23%, hasta los u$s26 por metro cuadrado.

En el área de Santa Fe y Callao la baja fue del 14% y hoy cotiza a u$s58. Otra caída importante se concreto en Cabildo y Juramento, en el barrio de Belgrano. Hoy el metro cuadrado de alquiler tiene un valor de u$s51, 20% menos que hace un año.

En Acoyte y Rivadavia la baja es del 15%: hoy el alquiler está en 57 dólares.

Luz de esperanza

Fuentes del sector de real estate aseguran que más allá de la crisis económica, el retail está transitando una transformación en la forma de consumir y la expansión del comercio electrónico le está pasando factura a los comercios tradicionales.

No obstante, muchos apuestan a que el sector repunte y ponen sus expectativas en el crecimiento del turismo extranjero que, motivado por el tipo de cambio, comenzó a notarse en los últimos meses.

Incluso, en la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) comienzan a detectar algunas señales positivas. Según asegura la entidad, en el primer bimestre del año, el número de locales inactivos -en venta, alquiler, clausurados o cerrados- , cayeron de 26 a 25 en la avenida Córdoba; de 15 a 13 en Cabildo; de 36 a 34 en Santa Fe; de 55 a 54 en Rivadavia y de 75 a 61 en Corrientes.

Por el contrario, en la peatonal Florida y en las avenidas Pueyrredón y Avellaneda, los locales sin actividad subieron de 19 a 21, de 15 a 21, y de 14 a 16, respectivamente.

FUENTE: BAE