El bajísimo costo al que se había llegado el año pasado sigue recuperándose.

Por Tomas González Casartelli

El costo de construcción, que había tocado bajos históricos durante los peores meses de la pandemia en el 2020, no ha parado de recuperarse desde entonces. Si bien durante abril el encarecimiento se ralentizó levemente, el dato concreto es que en los últimos ocho meses el costo de construcción de casas en los countries trepó un 62% en dólares.

Así lo ilustra un informe de Reporte Inmobiliario, en un índice que el sitio especializado elabora desde el 2010. Los datos, según consigna el estudio, corresponden a una casa familiar de buena calidad en un barrio cerrado. En el contexto de una inflación que se mantiene alta  y una cotización del dólar que sigue planchada, los valores históricamente bajos del año pasado se licúan con un ritmo cada vez más acelerado. Las leves subidas del dólar que se experimentaron en abril explican la noticia: por lo menos, el encarecimiento no es tan pronunciado como lo venía siendo. En marzo, por ejemplo, construir salía 68% más caro (en dólares) que en septiembre del 2020. En abril, esa cifra dio 62%. En el contexto de una inflación que se mantiene alta y una cotización del dólar que sigue planchada, los valores históricamente bajos del año pasado se licuaron considerablemente.

Sin embargo, el costo de construcción, a pesar del aumento en los últimos meses, es aún muy bajo cuando se lo compara con los números de, por ejemplo, noviembre de 2017. En ese momento, construir una casa de 305 m² con buenas terminaciones salía unos US$578.370. Hoy, son US$405.371 a cotización blue, (o $60,8 millones). Es decir, el ahorro con respecto a fines del 2017 es de US$172.998.

Si el cálculo es por metro cuadrado, el costo actual ronda los US$1286, frente a topes que alcanzaron los US$1830 en 2017.

La baja persistente e histórica que tuvo lugar con la explosión de la pandemia, a partir de abril del año pasado, había generado un boom inédito en la compra de lotes. El furor por la demanda de terrenos escasos generó que, alrededor de septiembre, se concretaran operaciones en las que se pagaban hasta US$1000 por el metro cuadrado de un terreno. Hoy, con el costo de construcción volviendo a trepar, esa demanda podría mermar considerablemente. “Esta ventana de oportunidad se está licuando más rápido de lo previsto debido a un dólar planchado, por materiales y mano de obra que aumentan mes a mes, y porque se observan faltantes en muchos insumos”, dice Jose Rozados, director de Reporte Inmobiliario.

A la inflación persistente y la quietud del dólar se agregan la falta de insumos, lo cual obviamente repercute en los precios. En un reciente relevamiento difundido por la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), el 84% del total de las empresas dijeron haber experimentado inconvenientes en la provisión de varillas de hierro, el 71% en la provisión de cemento y el 72% en ladrillo. Solo el 24% de las firmas manifestaron no haber tenido inconvenientes.

“Si los costos medidos en dólares seguirán subiendo o bajando nadie lo puede asegurar, dependerá del comportamiento del dólar billete. La única certeza que sí tenemos es que seguirán subiendo en pesos argentinos”, concluyeron desde Reporte Inmobiliario.

Por Tomas González Casartelli

Fuente: La nacion / Propiedades / Fecha: 19 de mayo 2021.-