NEGOCIOS / 13 mayo, 2019 | 5:27 am
El sector deposita expectativas en los nuevos cambios que deben producirse en el país. La situación no cambiará hasta tanto haya definiciones para el inversor en cuanto a políticas con el dólar. Tanto en la provincia como en el municipio, la actualización de las bases imponibles, los impuestos y la suba de tarifas perjudican principalmente los comercios
La Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba (Cacic) manifestó que la incertidumbre reina en el sector hasta tanto no se generen definiciones a escala macroeconómica, también depositadas con vistas a las elecciones presidenciales de octubre próximo “En materia de inmuebles vamos a seguir con la misma situación hasta tanto se provoquen cambios a nivel nacional, tenemos que evaluar hacia donde sigue yendo el cliente, hacia la compra de inmuebles, al atesoramiento de dólares o al mercado financiero”, graficó el presidente de la cámara, Agustín Tea Funes. Concretamente, se espera un escenario diferente y favorable sobre todo para el comprador de inmuebles, cuya decisión va a depender del curso que tome el dólar, de las opciones de inversión general y de cómo va a reaccionar frente a las nuevas políticas económicas. No obstante, para el inquilino, sobre todo el de perfil comercial, no se esperan grandes cambios en la medida que continúen con los altos costos que le significan los impuestos provinciales, municipales y de servicios.
“Amén de que el consumo ha bajado, el inquilino de un local comercial debe costear no sólo el salario de los empleados, sino los servicios que son muy elevados y los impuestos que atañen al ámbito provincial y municipal”, amplió y recordó que eso le afecta mucho más que el costo del alquiler, que se actualiza 15% y de manera semestral. Aunque valoró que la recaudación impositiva pueda verse hoy la obra pública, consideró que en este momento el costo impositivo, de la mano de la crisis del consumo, causa los consecutivos cierres en los comercios.
Por ese motivo, de la mano del Foro de la Construcción en el que participan con Ceduc, trabajan por la transparencia del costo Córdoba y la exención y el diferimento de algunos impuestos inmobiliarios, que contribuirán a impedir el cese de actividad de muchas empresas inmobiliarias.
Perjuicio
No dejó de mencionar el perjuicio que ha sido para los compradores e inmobiliarios el revalúo de las bases imponibles, tanto para los impuestos provinciales como municipales, que de pasar a estar obsoletas , hoy “son bases imponibles mayores al monto de venta”. “El cliente tributaba por un inmueble viejo que valía un millón, y que de un año al otro, subió a 2,2 millones de pesos”, ejemplificó.